CASADA

AcronymDefinition
CASADAClose Air Support Alternative Design Analysis
References in periodicals archive ?
En cuanto a las variables de demanda de trabajo, se ha encontrado que en regiones con altas tasas de desempleo, las mujeres casadas tienen una mayor presion en emplearse que los esposos, esto para efectos de compensar la caida de los ingresos de los hogares.
En el tercer grupo de estudios, donde se utilizan modelos tipo panel, se resalta el trabajo de Segura (2002) en el que analiza la oferta de trabajo de las parejas casadas para el mercado laboral de Espana.
077 individuos encuestados se seleccionan las mujeres en edad de trabajar casadas y en union libre (de ahora en adelante casadas), que son jefes o conyuges (Tabla 1) y que viven con su esposo.
La distribucion de los porcentajes de participacion laboral para las mujeres casadas y los conyuges (Grafico 5), muestra para las primeras una relacion positiva entre mayor riqueza y participacion laboral: las mujeres casadas mas pobres (quintil 1) tienen una tasa de participacion de 46%, mientras que las de ingresos altos (quintil 5) tienen una tasa de participacion de 64%.
De lo anterior se puede concluir que la participacion laboral de las mujeres casadas es menor que las de sus esposos, pero la brecha en dicha participacion se va cerrando en los niveles altos de educacion y en los hogares con mayores niveles de ingreso.
El efecto positivo de esta variable muestra que en regiones con altas tasas de desempleo, las mujeres casadas se ven obligadas a emplearse para compensar la caida de los ingresos en el hogar.
En este trabajo se han analizado los determinantes de la participacion laboral de las parejas casadas (casadas o en union libre) bajo las restricciones de pertenecer a un mismo grupo familiar.
El analisis descriptivo muestra que las mujeres casadas tienen una tasa de participacion laboral de 56%, levemente superior a las tasa de participacion laboral femenina global, mientras que sus conyuges presentan una elevada tasa de participacion, 85%.
En cuanto a las diferencias en participacion laboral por sexo, se ha encontrado que la participacion de las mujeres casadas es menor que las de sus conyuges, pero la brecha en dicha participacion es menor en los niveles altos de educacion y en los hogares de mayores ingresos.
Del lado de las variables que intentan recoger efectos demanda, se ha encontrado que en regiones con altas tasas de desempleo las mujeres casadas se ven obligadas a emplearse para compensar la caida de los ingresos en el hogar.